domingo, 12 de febrero de 2012

Margot. La pequeña, pequeña historia de una casa en Alfa Centauri, Toño Malpica


Toño Malpica ganó en 2011 un premio internacional, el Norma de Literatura Infantil y Juvenil, con esta singular historia de superhéroes. Margot, el personaje central, es una niña que vive de forma precaria en una endeble casa de lámina, en medio de un basurero; su padre se dedica a hurgar en los desperdicios en busca de objetos para vender. Como es de suponerse, padre e hija, así como sus numerosos vecinos, despiden permanentemente olores no gratos. Ni la miseria ni el tufo ni la poca edad de Margot, sin embargo, obstan para que un hombre de negro se aparezca por su casa y le haga una propuesta irresistible: la de convertirse en una superheroína. A diferencia de otros superhéroes, Margot no cuenta entre sus tareas el salvar personas de peligros inminentes. Más bien lleva a cabo misiones en apariencia muy modestas, como la muy sencilla de mover una cubeta, pero que tendrán implicaciones mayúsculas en el futuro.

Una particularidad de esta novela es la forma en que enlaza los finales y los títulos de los capítulos: cada capítulo termina con una frase inacabada, rematada con tres punto suspensivos, que solo halla su significación completa cuando se lee junto al título del siguiente capítulo, que a su vez remite al contenido de dicho capítulo. Veamos un ejemplo: “Con todo, para que no haya confusión, vale la pena aclarar que...” (final de capítulo) “Los superhéroes sí tienen sentimientos y son capaces de emocionarse” (título del siguiente capítulo) “Aunque las fiestas de cumpleaños les den lo mismo” (inicio del episodio al que da nombre el mencionado título).

Otro rasgo a resaltar es el narrador: aunque por lo general funciona como uno en tercera persona, en ocasiones apela al lector para involucrarlo con la historia que le cuenta (“Qué buena puntería la de Margot, ¿no crees?”, “y así como te lo cuento”), mientras que en otras habla desde un yo (“Fue una tarde de febrero, si mal no recuerdo”), cuya identidad solo se revela en las últimas páginas del libro. 

Margot. La pequeña, pequeña historia de una casa en Alfa Centauri posee las mejores virtudes de Toño Malpica como narrador (humor, ingenio, emotividad, intriga), pero quizá su mayor acierto sea contar la historia de una niña muy pobre sin caer en la salida fácil de la condescendencia. Nunca veremos en este libro que el narrador exprese lástima por su protagonista, que invite a sus lectores a compadecerla o que la someta a experiencias truculentas para convocar la compasión. Lo anterior no quiere decir que se edulcore la vida de Margot: como ya he dicho, no se nos ahorran aromas ingratos ni los sinsabores de la miseria, pero tampoco el amor (sin cursilería), la solidaridad ni los entusiasmos de los habitantes del basurero, Margot y su padre incluidos. Quizá sea esa falta de énfasis en la desgracia la que nos permite conectar mejor con los protagonistas y creernos sus peripecias. Antes que a la piedad, Malpica prefiere apelar a la empatía; por ello, sus pepenadores tienen más semejanzas que diferencias con quienes leemos, y piden que se les comprenda, no que se les compadezca.

Como otros libros del autor, Margot... aspira a compartir con sus lectores un mensaje positivo. En concreto, uno tan llevado y traído como el siguiente: mucho más que el dinero importan las relaciones afectivas, el disfrutar de la vida con la sensibilidad alerta y sin prisas. Pese a ello, de nuevo es la falta de énfasis la que nos impide sentirnos manipulados por quien narra: no da la impresión de que se nos cuente con el pretexto de darnos lecciones, sino de contarnos una historia, divertida y a la vez emotiva, válida en sí misma y no como vehículo de ideas externas, que lleva incluida una moraleja, nunca tan explícita como para resultarnos ridícula. El problema, pues, no son los valores, siempre presentes en la ficción, sino la forma, torpe o discreta, en que se exponen al lector. Toño Malpica, como puede verse en Margot..., sabe encarnarlos en sus ficciones de forma convincente.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...