domingo, 9 de mayo de 2010

La Ciudad de las Esfinges, Jaime Alfonso Sandoval


Cada nuevo encuentro con un libro de Jaime Alfonso Sandoval es una confirmación más del enorme talento como narrador de este autor. Quienes lo hemos leído sabemos que los libros de Sandoval están llenos de personajes excéntricos y entrañables, y de las aventuras más locas, imaginativas y emocionantes que podamos imaginar. En esta ocasión me ocuparé de La Ciudad de las Esfinges, novela publicada por primera vez en 1999 por SM, la cual, como los otros libros del autor, ha merecido varias ediciones y reediciones. Si bien este libro no ganó el premio El Barco de Vapor México en 1998 (se hizo con el galardón Los cuatro amigos de siempre, de Gilberto Rendón Ortiz), sí fue recomendado por el jurado del certamen para su publicación.

Como ya es costumbre en los libros de este autor, en La Ciudad de las Esfinges la diversión está asegurada: hay en ella un cuidadoso dominio de la trama, de modo que el interés no decae nunca gracias a buenas dosis de suspenso y un claro conflicto que se va intensificando hasta llegar al clímax y a su resolución. Además, los personajes están bien motivados y son verosímiles a pesar de sus excentricidades. Por si fuera poco, hay en la novela una severa crítica a la arrogancia del hombre, que se siente el centro en torno al cual giran todas las cosas y pretende dominar por completo el mundo sin importar que deba pisotear para ellos los derechos de otros seres vivos. Está crítica no es panfletaria, claro está: la voz autoral no asoma y la historia es tan apasionante y absorbente que el cuestionamiento parece quedar en segundo grado, sin dejar de instalarse, aunque de forma discreta, en la conciencia del lector.

El mayordomo Theodore Farraday es el protagonista y narrador de la obra. Proveniente de una familia dedicada al servicio doméstico, este hombre ha consagrado su vida entera a servir con celo a diversos patrones. Su trabajo le ha permitido a Theodore conocer a los hombres y mujeres más singulares. Pero a lo largo de sus años no le ha ocurrido nada más emocionante que servir a los locos hermanos Astorga.

Diana y Aquiles Astorga, dos adolescentes ricos apasionados de la caza que se dedican a viajar por todo el mundo en busca de nuevas presas. En una ocasión, son invitados a un concurso con sede en Brasil que busca al mejor cazador del planeta para recompensarlo con una cuantiosa cantidad en dinero y propiedades. La búsqueda de la presa más impactante llevará a los Astorga, junto a Theodore, hasta una ciudad poblada de animales peludos e inteligentes que tienen su propia civilización y que consideran animales a los seres humanos. Quién sabe si logren salir enteros del lance.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...