Google+

domingo, 7 de febrero de 2010

Pequeña ala, Roy Berocay


Esta breve novela es tan sencilla que inicia hablando de su propia modestia, como si hubiera que justificarla. Lo que ella cuenta, nos dice el narrador-protagonista, no es una de esas historias superimportantes que cambian la vida de las masas. Pero, nos aclara, gracias a las experiencias aquí narradas logró comprender algunas de las cuestiones más importantes de su propia vida. La verdad, a Pequeña ala del autor uruguayo Roy Berocay no le hace falta nada más para imponerse al lector como una lectura emocionante y significativa.

Publicado por primera vez en Montevideo, en 1998, el libro abarca una etapa crucial para Sebastián, quien nos relata, entre otras cosas, el descubrimiento de su vocación y las delicias y sinsabores de su primer amor. La pasión de Sebastián es la música, por lo que busca conformar una banda en la que él se encargaría de tocar la guitarra. En el proceso de reclutamiento de los integrantes, el joven conoce a una chica llamada Eliana que, además de entrar a la banda como baterista, le pone el mundo de cabeza al convertirse en su novia.

Pequeña ala relata, además de la relación primeriza entre Sebastián y Eliana, las dificultades del grupo para conformarse como tal, la excitación de los primeros conciertos, el descubrimiento del mundo adulto, que puede ser cruel e injusto, así como la decisión del protagonista de dedicarse de lleno a la música u optar por otro camino.

La desmesura e inocencia de los sueños juveniles es la materia prima de este libro. Si bien es cierto que el mundo no está, por desgracia, a la altura de nuestros deseos, ¿esto quiere decir que debamos renunciar a ellos, o, por el contrario, emular al Quijote y darle al mundo lo que no tiene, lo que no se atreve a inventar por creerlo imposible?

8 comentarios:

Gabriela Monzón dijo...

Qué linda historia...
Me dio muchas ganas de leerla, me hizo recordar a "Lucas" de Marysse Pelletier (Editorial Cántaro, Argentina)
Ya conocía a Berocay de una novelita que se llama "Los telepiratas" que es tierna y entretenida.
Narra sencillamente pero jugándose con temáticas interesantes.
Gracias por contarnos de este libro, Javier
Abrazos enormes
Gaby

Javier Munguía dijo...

Hola, Gaby. A mí me han encantado las dos novelas de Berocay que he leído: Pequeña ala y El abuelo más loco del mundo. En México se ha editado también La niebla, otra de sus novelas, que espero leer próximamente. Un abrazo más.

MY DARLING dijo...

ami tambien me encanto la lei una y otra vez es muy linda

Javier Munguía dijo...

Coincido contigo, MY DARLING. Saludos y gracias por la visita.

Cathy Soo dijo...

Están realmente buenos los libros, los recomiendo. Muy buena también la página :D

Javier Munguía dijo...

Gracias por la visita y el comentario, Cathy.

Anónimo dijo...

Huy! Conozco a Roy Berocay por "Pateando Lunas", de la cual tengo muy bellos recuerdos. Muy buena la pagina, las reseñas son de 10 (ya llevo como dos hrs aqui) mañana a la libreria para tener en qué entretenerme el fin de semana

Javier Munguía dijo...

Mil gracias, anónimo, por tu estimulante comentario. No he leído el libro de Roy que mencionas, aunque sé que fue editado por Alfaguara. ¡Saludos!